El brillo de tu mirada - Proyecto Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti

 

Así es que proponemos reflejar luz natural para iluminar, señalar, algunas de las habitaciones, zonas, o  fachadas de las construcciones existentes en este Centro. Habitaciones, zonas o fachadas que fueran oscurecidas, vueltas sombrias, por los sucesos allí planificados y finalmente acontecidos. Hay contenidas allí una muy larga lista de cancelaciones.

Para reflejar la luz  utilizaremos  espejos. Estos espejos serán solicitados a quienes de manera directa, o incluso indirecta, padecieron este centro clandestino de detención, u otro.  En el contacto con las familias afectadas intentamos que esos espejos vuelvan a reflejar aquello que alguna vez reflejaran,  luz, calor,  como una señal. Y también acabaran reflejando su propia lucha.

En Arquitectura la premisa al asolear o iluminar un ambiente es tornarlo calido, hacerlo hablitable.  Para todos. Esa es la diferencia.

Una labor de luz será entonces.

Utilizaremos espejos, no espejismos. Espejos propios, para reflejos propios. En esta oportunidad, y luego de varias visitas realizadas, identificamos algún sector de la planta del edificio del CCM Haroldo Conti como los que nos resultan los adecuados. Exactamente  nos referimos al sector desarrollado al final de la planta baja, donde se encuentra el techo vidriado, y existen las puertas que vinculan al edificio con el exterior. En ese sector podremos concretar una instalación que ocupe el interior y el exterior. Refiriendo transitos, desplazamientos, idas y vueltas.

La instalación propuesta tiene el tiempo y la intensidad de la luminosidad natural.

Aunque el sector interior pueda activarse también durante las actividades nocturnas del CCM Haroldo Conti reflejando la luz artificial existente.

Esta sumatoria de espejos debería conformar una zona de luces, que seguramente resultaran muy variadas pero de una u otra manera articuladas entre sí.

Memoria descriptiva

Pensamos dos emplazamientos, uno interior y otro exterior.

El sector interior acogerá aquellos espejos a conservar, a cuidar, a devolver a quienes los faciliten.

Y el sector exterior estará compuesto por espejos que hemos y seguimos recolectando, que no exigen conservación o cuidados especiales a respetar.

Los dispositivos para emplazar cada espejo serán minimos, aunque firmes y seguros. Para el exterior pensamos en varillas metalicas con un dispositivo en la parte superior que puedan acoger los espejos, y también esta misma varilla pueda ser clavada en el suelo. Estas varillas tendrán diferentes alturas.

Para el sector interior pensamos en utilizar tanzas y colgar los espejos, y también apoyarlos en la mampostería existente, evitaremos disponerlos por el suelo para eludir la posibilidad de accidentes o roturas.

Este emplazamiento  facilita además  la identificación pues resulta posible reflejar la  mirada del ocasional  espectador.

Convocatoria

En este proyecto es un aspecto muy importante la recoleccion de los espejos, y para eso nos permitimos solicitar la colaboración de ustedes en esa tarea, apelando a todos sus contactos.


Cristina Piffer  y Hugo Vidal
Buenos Aires, Septiembre 2011