Textos (Héctor Gómez)

PDF Imprimir E-mail

Cosas

Cosas


Los vampiros y la horchata. Los zombis y la carne. El pescado y el neopreno. El IVA y el terror. El IPC y la comedia. Los toros y las 3D. El fútbol y los catedráticos. Los teóricos y el papel. El lápiz y El Technicolor. El Cinerama y las mayúsculas. Las minúsculas y los 16 milímetros . Los 70 milímetros y el sexo anal. La perilla y el sexo oral. Los diálogos y la barba. Los monólogos y las putas. El expresionismo y los payasos. Los gatos y el impresionismo. El surrealismo y la muñeira. El tabaco y el café. El carajillo y los incendios. Los terremotos y las adaptaciones literarias. El gotelé y las películas “S”. Las películas “X” y los butaneros. Los fontaneros y los dos rombos. Los detectives privados y las mujeres fatales. El crimen perfecto y los policías corruptos. Michael Jackson y el Hombre del Saco. La ciencia-ficción y el turismo. El ajedrez y el thriller. El melodrama y el parchís. El neorrealismo y los macarrones. Las naranjas y la nouvelle vague. La serie B y las palabras mayores. Las aguas menores y la serie Z. Los malabaristas y el comunismo. El fascismo y los funambulistas. Los equilibristas y los pianos. Las guitarras y las manos. Los pies y la poesía. El ensayo y el pedo. El eructo y los huracanes. Tip y Coll. Manet y Monet. Faemino y Cansado. La lluvia dorada y la paella de marisco. La zarzuela y los teatros. La ópera y el gazpacho andaluz. El crianza y los cacahuetes. El whisky de malta y la anestesia. La cirugía y los guantes. Los calcetines y las mezquitas. Las iglesias y el cáncer. La cirrosis y Elvis Presley. Frank Sinatra y la joyería. La carpintería y los psicópatas. Los esquizofrénicos y el pulpo. El calamar y el petróleo. El gasoil y la autovía. La autopista y el catalán. El tagalo y los diccionarios. Las enciclopedias y los mudos. Los sordos y Goya. Van Gogh y el esparadrapo. El agua oxigenada y el borracho. El granizado de limón y el puntillismo. La brocha gorda y el Renacimiento. DaVinci y las melodías. Los acordes y el asesinato. El secuestro y el cuchillo. La pistola y la cadena perpetua. La pena de muerte y la gimnasia. El yoga y las patatas fritas. Las empanadillas y los remakes. Las secuelas y los números. Las letras y los caminos. Los atajos y las cremalleras. Los botones y las camisas. Los pantalones y el neolítico. El paleolítico y el VHS. El DVD y los moderados. Los radicales y el vinilo.  La ventana y la puerta. La calle. Los días. Los meses. Los años. Los puntos...

... podría seguir enumerando. El sí y el no, el amor y el odio, los hombres y las mujeres, cosas a las que nos empeñamos en poner nombres, pero todo esto, más allá de los límites de nuestra exosfera, no quiere decir absolutamente nada.

Parte informativo

 

Lo que queda

Me comentan que el grisú
No es bueno para la salud

Y que podría aguantar
bajo el mar
sin respirar
10 minutos
quizás más

En la solapa ponte plumas
de pavo real
Es símbolo de felicidad

Desde que Miguel se retiró
y dejó de pedalear
Tú tienes tendencia a no escuchar
Yo no sé braille
aún lo tengo que descifrar

Y por mucho que lo intentemos
El mundo gira
girado
centrifugado
aclarado
tendido
secado

Lanchas motoras
bivalvos
crustáceos

Tierra reseca
papeles mojados

Hombres del tiempo
mujeres de estado

Me vuelvo a la mina
Tosiendo nubes negras
A buscar sombras en el carbón

Le pongo los cuernos a la tele
Y disfruto de los hercios
Estructuro con cuidado
Mi parte informativo
Para paramecios